Cirugía refractiva

Informacion_para_Usted.html
Contacto.html
Nosotros.html
NosotrosNosotros.htmlEntrada.htmlshapeimage_4_link_0
Inicio.html
Dr. Manuel Alejandro Garza León
Especialista en Córnea, Cirugía Refractiva y Enfermedades externas 
& 
Enfermedades Inflamatorias Oculares y Uveítis
 

Introducción


Es la parte de la cirugía Oftalmológica que trata de la corrección de los defectos refractivos del ojo, que son la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía.


Las técnicas de cirugía refractiva tienen como finalidad reducir o eliminar la dependencia de lentes no actuando sobre el resto de estructuras internas del ojo, como la retina, que pueden presentar alteraciones previas e independientes de la cirugía.

Las técnicas actuales de cirugía refractiva se pueden dividir de acuerdo al área del ojo tratada:

1) Técnicas a nivel corneal con Excimer Laser

    a. LASIK

    b. PRK

2) Técnicas intraoculares con preservación del cristalino

    a. Implantación de lentes fáquicos

3) Técnicas intraoculares con remoción del cristalino

    a. Facorefractiva.


Técnicas a nivel corneal


La modalidad de tratamiento que se utiliza con mayor frecuencia es LASIK (por sus siglas en ingles Laser ASsisted In situ Keratomileusis) en ésta técnica se realiza un corte de la parte anterior de la córnea (colgajo corneal) y se aplica el láser excimer para remover en forma precisa pequeñas cantidades de tejido para dar nueva forma a la superficie de la córnea. La técnica de PRK (por sus siglas en ingles) o Queratectomía fotorefractiva difiere del LASIK en que no se realiza el colgajo por lo que se aplica el láser excimer de manera directa por debajo del epitelio corneal.


¿Quiénes son candidatos a la cirugía de Excimer Laser?

Los criterios para ser candidatos deben individualizarse en todos los casos, algunos criterios mínimos son:

• El candidato ideal debe tener 21 años como mínimo (de este modo, se garantiza que la graduación ya no va a cambiar).

• Antes de la cirugía, la graduación debe haber permanecido estable durante al menos un año.

• Los candidatos no pueden tener una enfermedad autoinmune (ej. Artritis reumatoide, Lupus Eritematoso Sistémico, Síndrome de Sjögren, etc.)

• No debe haber antecedentes de infección por herpes en el ojo, ya que la cirugía puede hacer que la infección se reactive.

• No debe haber cicatrices en la córnea. (En algunos casos es posible eliminar la cicatriz corneal mediante la aplicación de láser y además disminuir o eliminar la graduación)

• Los candidatos deben comprender los riesgos de la cirugía y tener expectativas realistas en cuanto a los resultados previsibles.

• Para ser candidatas aptas, las mujeres no deben estar embarazadas ni en el período de lactancia al momento de la cirugía.

• Los individuos con síndrome del ojo seco no son buenos candidatos.

• Las personas con pupilas que se dilatan más de siete milímetros en la oscuridad no son buenos candidatos.


¿Cuánta graduación puede corregir la cirugía con excimer láser?

La cantidad de graduación que puede ser corregida depende de varios factores, entre los más importantes están el grosor de la córnea así como su curvatura, sin embargo en general NO es posible corregir de manera adecuada y segura graduaciones mayores de – 8.00 dioptrías de miopía,  + 5.00 dioptrías de hipermetropía y -4.00 dioptrías de astigmatismo. 


¿Los resultados de la cirugía son para siempre?

El efecto del láser sobre la córnea es definitivo, sin embargo puede existir una pequeña regresión del resultado a lo largo de los siguientes meses o años que en general no es mayor al 10% de la graduación tratada. En algunos casos la graduación residual o la regresión puede ser nuevamente tratada con laser con el objetivo de disminuirla al máximo.

La mayoría de recuperación visual ocurre en los primeros días luego del procedimiento y usualmente se completa de 1 a 3 meses posterior al mismo. En varios estudios, más del 95% de las personas alcanzan visiones de al menos 20/40 (85% eficiencia visual central) sin necesidad de corrección después de la cirugía. Esta visión es adecuada para manejar y suficientemente buena para la mayoría de las actividades.


¿Tiene riesgos la cirugía?

No existe ninguna cirugía que no conlleve riesgos, ni el cirujano más experto puede garantizar el éxito de una cirugía, por lo que es importante que usted considere los beneficios y los posibles riesgos que conlleva su tratamiento para que tome la mejor decisión para usted.


Técnicas intraoculares con preservación del cristalino


En pacientes que NO son candidatos a la cirugía con Excimer Láser y tienen el cristalino trasparente, el implante de un lente fáquico es el procedimiento de elección

El procedimiento consiste en colocar un lente especialmente diseñado dentro del ojo para enfocar adecuadamente las imágenes sobre la retina.


¿Qué ventajas tienen sobre el LASIK o remover el cristalino?

Este procedimiento es más estable y predecible que el LASIK en miopías e hipermetropías altas ya que NO debilitar la córnea por lo que NO existe riesgo de ectasias secundarias y además no induce aberraciones que pueden afectar la calidad visual.

El cristalino es el encargado de producir el mecanismo de acomodación o visión cercana, así que él NO removerlo se preserva la visión cercana en pacientes menores de 40 a 45 años, finalmente la preservación del cristalino mantiene el riesgo de desprendimiento de retina bajo.


Técnicas intraoculares con remoción del cristalino


Cuando existe una opacidad del cristalino (catarata) o ya se ha perdido la acomodación (personas mayores de 40 a 45 años) la técnica de elección es la remoción del cristalino y colocación de un lente intraocular (LIO) para corregir la graduación.

La razón para NO mantener el cristalino es que en un futuro cercano se necesitará removerlo ya que en el momento que empieza a desarrollarse una catarata no existe ningún tratamiento para detenerla así se evita un segundo procedimiento en el futuro cercano.

Con los avances de la tecnología tanto en equipos para remover el cristalino como la Facoemulsificación así como con los LIO el procedimiento se ha vuelto más seguro y más exacto por lo que se puede calcular un LIO con márgenes de error muy bajos y en algunos casos es posible utilizar lentes multifocales (para visión lejana y cercana) o tóricos (que corrigen tanto la miopía o hipermetropía y el astigmatismo).